Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

“Es relevante revisar la aportación procedente de la industria al Carlos III”

Fuente: www.elglobal.net

Jesús Fernández Crespo, director del Instituto de Salud Carlos IIIUna buena noticia para el SNS en su conjunto no tiene necesariamente que ser una buena noticia para cada uno de los agentes que lo integran. El gasto farmacéutico ha bajado, y con el han bajado las aportaciones de la industria al Instituto de Salud Carlos III. Su director, Jesús Fernández Crespo, cree que ha llegado la hora de revisar este método de aportación. EG ha hablado con él.

Pregunta. ¿Qué balance hace de la legislatura y de los meses que lleva al frente del Carlos III?

Respuesta. Hace una década, el sistema de I+D+i en el entorno del SNS necesitaba una estructura organizativa. Y en ese sentido venimos trabajando en el ISCIII. En esta legislatura —y en esta década, diría yo— hemos propiciado el diseño de una arquitectura eficaz. Nos hemos centrado en tres ejes: estructuras, programas y proyectos, y con las personas que trabajan en investigación.

P. En estos cuatro años ha sido muy repetida la petición de que el Carlos III sea devuelto a Sanidad. ¿Qué se ganó y qué se perdió con el cambio?

R. Ese tema pertenece a otros ámbitos de decisión y organizativos. Como director, lo único que me corresponde decir es que el ISCIII va a hacer 29 años y se ha ganado una credibilidad y una reputaciónad reconocida por los diferentes agentes científicos, sociales y políticos.

P. Es decir, que la adscripción no varía el funcionamiento…

R. No quiero decir eso. En el instituto he trabajado como subdirector y como director en un marco que es el actual. Lo que puedo decir es que en mi grado de entendimiento con mis responsables de Economía es totalmente adecuado y mi grado de entendimiento con mis responsables de Sanidad es perfectamente adecuado.

P. Tras varios años de recortes, ¿ha llegado el momento de un cambio de tendencia en la financiación?

R. Nuestro presupuesto tiene dos grandes elementos. El primero es el presupuestario. Aquí, el ISCIII ha sufrido una disminución continuada desde 2009 a 2013. El punto de inflexión se produce en 2014, cuando empieza a incrementarse discretamente. Habrá que mantener e intensificar esa tendencia a medida que las posibilidades lo permitan. Hoy estamos lejos de las cifras de 2009. El segundo son las dotaciones que proceden de la aplicación de la disposición adicional sexta de la Ley de Garantías y que ha bajado de forma muy marcada en ese periodo. Es muy bueno para el sistema que el gasto farmacéutico tenga unas tendencias razonables, pero sobre nosotros tiene un impacto limitante.

P. ¿Cree usted necesario renovar esa fuente de ingresos?

R. Es relevante revisar este sistema, analizarlo y ver cuáles serán las potenciales alternativas en un marco que insisto que es tremendamente bueno para el sistema, pero que sobre nosotros tiene un impacto.

P. ¿Llegará España al objetivo de invertir el 2 por ciento de su PIB en 2020?

R. Dependerá de las condiciones económicas generales, pero será bueno trabajar con esa cifra para 2020.

P. ¿Será posible ver la Agencia de I+D antes de que acabe la legislatura?

R. Es un compromiso y firme de la Secretaría de Estado de I+D.

P. El Tribunal de Cuentas recomendó al Carlos III que regulara el proceso de gestión de las ayudas concedidas en la Acción Estratégica de Salud. ¿Ha atendido la recomendación?

R. Se ha elaborado un plan de mejora y se está trabajando en el diseño e implantación de un sistema de gestión por procesos. Estará finalizado en diciembre, de manera que la implantación esté disponible para la gestión de la convocatoria de la AES del año 2016.

P. Por primera vez en la historia, España recibe más de lo que aporta en los programas europeos de I+D. ¿Cómo seguir aumentando los retornos?

R.Las cosas han ido incluso por encima de las expectativas que se habían fijado. En 2015 hemos sido el quinto país después de Alemania, Reino Unido, Francia y Holanda. Tenemos que seguir avanzando. En parte, ese avance tiene que ver con el apoyo a la participación en los programas y con el apoyo en todo lo que viene después. Tendremos que establecer elementos facilitadores para que en la ejecución durante la vida administrativa del proyecto tenga las menores limitaciones posibles.

P. Y en el caso concreto del ISCIII?

P. Hay concedidos 12 proyectos, uno como coordinador, lo que supone unos 2,5 millones de euros. Es clave participar en foros internacionales y seguir poniendo en valor nuestras marcas de excelencia como son los grupos en centros Severo Ochoa, grupos en ISS acreditados, Ciber, Redes…

P. ¿Cómo ha cambiado en comparación con el VII Programa Marco?

R. La principal diferencia es que el impacto de la investigación pasa a ser un elemento clave en la valoración y eso lleva a un cambio de paradigma. Sin dejar de preguntar el por qué, también se introduce el énfasis en el para qué.

P. Unirse a la financiación de proyectos de colaboración parece una vía irrenunciable. El Instituto ha firmado convenios con varias compañías. ¿Hay más proyectos como éste en cartera?

R. Lo que hemos hecho con estas empresas, una vez que han decidido que quieren invertir o financiar proyectos o personal investigador, es encargarnos de la parte de selección y de priorización. Si cualquier organización privada o no lucrativa dice que quiere financiar proyectos en salud, van a encontrar un aliado para hacer el proceso de evaluación con el rigor que lo hemos venido haciendo.